Slide background

Acceso a las comunicaciones

Estamos comprometidos con el desarrollo de las redes de nueva generación y súper banda ancha.

Orange reafirma su apuesta por España y consolida su posición como el primer operador alternativo de infraestructuras fijas de nueva generación ampliando una vez más sus planes de despliegue, para llegar con su red de fibra óptica hasta el hogar (FTTH) a 16 millones de unidades inmobiliarias en 2020.

Solo ocho meses después de adelantar a 2018 su objetivo de cubrir 14 millones de inmuebles con tecnología FTTH, Orange acelera su despliegue y amplía hasta un total de 2.000 millones su inversión total en fibra en España, lo que le permitirá llegar con esta tecnología en 16 millones de hogares en 2020.
Dicho incremento implicará una cobertura de fibra superior al 70% de todas las poblaciones españolas de más de 5.000 habitantes y del 90% de las de más de 10.000.

Este nuevo anuncio demuestra el fuerte compromiso de Orange con el despliegue FTTH en España, ya que esta tecnología es la que realmente marca la diferencia en la experiencia del cliente de súper banda ancha, al permitir una mayor velocidad de transmisión y notable mejora de la latencia, simetría y unos costes operativos más reducidos que otras tecnologías, como el cable (HFC).

Por otra parte, la fibra es la tecnología más adecuada para satisfacer la ascendente y cambiante demanda de los clientes, cada vez más centrada en el consumo de contenidos audiovisuales en formatos que exigen de forma progresiva una mayor calidad de red, como la alta definición, el 4K, el 3D o la realidad virtual.

Todo ello, unido a la capacidad para extraer un mayor rendimiento de su despliegue de fibra, gracias a la oferta de servicios de valor añadido (500 Mbps simétricos y 1 Gbps simétrico para empresas) o la apuesta mayorista, ha hecho posible que Orange acelere y amplíe sus planes de despliegue hasta los 16 millones de hogares en 2020.